Webserie Interferencies – Cap 1 Subtítulos Castellano

Un ejercicio de vigilancia de la sociedad civil sobre los gobernantes, los poderosos y todo lo que los ciudadanos no vemos en el día a día.

Interferències es la culminación del trabajo de más de 10 años investigando y denunciando distintos mecanismos de anticooperación. Un trabajo realizado desde la ODG en red con múltiples organizaciones, redes y campañas. Y desde hace 5 años, en paralelo, es el resultado del trabajo de Quepo para encontrar nuevas maneras de comunicar y acercar el audiovisual profesional en el sector social, con un compromiso absoluto con el trabajo de contenidos para las necesidades de comunicación de las entidades, al servicio del debate y la acción social.

Hemos intentado decir con otras palabras lo que normalmente diríamos con una parrafada de contenidos densos y declaraciones de expertos.

Hace dos años nos encontramos, ODG y Quepo, con la voluntad de sacar adelante un proyecto audiovisual que nos ayudara a reflexionar con el espectador sobre los conceptos que condicionan el desarrollo socioeconómico de los países y los pueblos, tanto en el Sur como el Norte. Otra manera de trabajar desde las ONGD, hacer incidencia en la sociedad sobre cuáles son las acciones que seguro no mejoran el mundo en el que vivimos.

Queríamos hacer más accesibles conceptos y procesos que, a oídos de gran parte de la ciudadanía, resultan abstractos e inaccesibles. Mecanismos y palabras que los expertos en la materia pensamos que la sociedad conoce pero que en la calle, en la realidad del día a día, no siente que le corresponden o le afecten. Pero en realidad se trata de una realidad que condiciona nuestra vida y la de millones de personas en todo el mundo. Mecanismos como la deuda externa o el comercio internacional, el abuso de poder por parte de empresas transnacionales o los intereses que esconden gobiernos e instituciones internacionales, los impactos del modelo de consumo y producción sobre las personas y el medioambiente. En definitiva, Interferències que provocan impactos negativos sobre el buen vivir de las personas. Después de muchos años de investigación, buscando como aglutinar en un concepto todos los factores y variables, ODG empezamos a utilizar el término Anticooperación.

Un grupo de personas, investigadores, economistas, activistas, técnicos y artistas, con administraciones públicas y empresas privadas, hacen posible una película colaborativa sin ánimo de lucro.

La participación altruista de más de 150 profesionales del cine, empresas audiovisuales, entidades sociales e instituciones públicas locales, hemos podido convertir este proyecto en una película de calidad y una web de última generación. El proceso de concepción, documentación, pre-producción, rodaje, montaje, comunicación y distribución del proyecto es fruto de este trabajo colaborativo, que continúa más allá del estreno. El 18 de noviembre, y hasta finales de diciembre, se inicia una campaña de financiación colectivo (crowdfunding) a través de la plataforma Verkami, para conseguir recursos para producir el DVD de la película y asegurar la su distribución.

Un rodaje que comienza con las acampadas del 15M en Plaza Cataluña y que acaba con el desalojo violento de los Mossos d’Esquadra. Un guión de ficción con final reescrito por la realidad.

En el proceso de rodaje destaca la inesperada coincidencia con el inicio de las movilizaciones del 15M y el impacto que estas tuvieron en el producto final y en el día a día del rodaje. El primer día de rodaje, el 16 de mayo de 2011, día que comenzaron a surgir acampadas en las plazas de múltiples ciudades en todo el Estado español a raíz de las manifestaciones del 15 de mayo, el final de la película estaba escrito como una invitación a la movilización, a salir a la calle. La energía que desprendían aquellos días las plazas de todo el país contagiaron todo el equipo de rodaje y propiciaron un cambio de planes. Mientras el día 27 de mayo los Mossos d’Esquadra intentaban, sin éxito, desalojar violentamente los acampados en plaza Cataluña, el Teatro de los Sentidos, donde rodábamos Interferències, se convertía en una improvisada acampada indignada. Interferències se convertía así en la película en la que el 15M hizo cambiar el final.

 
 
 
shared on wplocker.com